Masajes relajantes

A través de los masajes relajantes se suprime la ansiedad, se combate el insomnio, se eliminan toxinas y se recupera vitalidad. Se utilizan presiones suaves y lentas en todo el cuerpo (no en la panza), junto con movimientos circulares con los nudillos y el dedo pulgar, pero también masajes con toda la mano y los dedos abiertos.
Los masajes descontracturantes se encargan de disminuir la tensión en los músculos, a través de técnicas que incluyen digitopresión, estiramientos, fricciones, amasamientos y movimientos circulares, especialmente en cuello y espalda. El objetivo es que la sangre irrigue con más fuerza en la zona que se está masajeando. La presión tiene que ser con toda la mano y de manera pareja, sólo en las zonas musculares y sin tocar la columna vertebral. Así se alivian dolores, se relaja el área tratada y se eliminan los espasmos musculares.
Ambos masajes son recomendables a partir del segundo trimestre de embarazo, teniendo precaución acerca de los aceites que se utilicen.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*