¡Llegan los reyes magos!

La Navidad termina el día 6 de enero, día de la Epifanía, celebrada en Oriente desde el siglo IV. Los cristianos ortodoxos celebran el advenimiento de Cristo en esta fecha, no el 25 de diciembre. Típico de esta celebración es la rosca de Reyes, en cuyo interior se esconde la figura de un Niño y varias sorpresas. En algunos países, es costumbre que aquel a quien le toque el Niño debe invitar a una merienda el 2 de febrero, Día de la Candelaria y, en otros, debe pagar la rosca.
La costumbre de ofrecer el aguinaldo (obsequio que se da en Navidad o en la fiesta de la Epifanía) o de intercambiar regalos a finales de año se remonta a la Antigüedad. Los primeros en llevarlo a cabo fueron los Reyes Magos, quienes ofrecieron regalos al Niño recién nacido. Es, sin duda, la razón por la que hemos retenido ese gesto que ilustra plenamente el sentido de esta fiesta. En España y en muchos países de América Latina, los Reyes Magos siguen trayendo regalos a los niños la noche del 5 de enero. Pero estos han sido sustituidos por personajes que difieren según la fe y las tradiciones.
Con un poco de imaginación, todos podemos escribir una carta a los Reyes Magos para pedirles que nuestros sueños, o parte de ellos, se hagan realidad. Si queremos, incluso podemos decorarla dibujando y pintando algún adorno. Después, basta con escribir en el sobre: “Para sus majestades, los Reyes Magos”, poner una estampilla, y enviar la carta al país de la ilusión.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*